Cabot Trail y ruta vikinga

Cabot Trail y ruta vikinga

Agreste, ventosa y llena de ballenas, esta ruta de 1700 km por Nueva Escocia, Terranova, Labrador y Quebec descubre panoramas de mares y acantilados, restos vikingos y mucho más.

Tras unos días en Halifax disfrutando de la cerveza, los mercados y la vida cosmopolita, hay que dirigirse a la isla de tintes celtas de Cape Breton y pasar allí dos días. El trayecto por carretera dura unas 5 h y no hay que tomar ferris, pues la isla está conectada por una carretera elevada. No habrá tiempo para un recorrido exhaustivo por Cape Breton, pero se puede apreciar su belleza en el bucólico Baddeck y en el Cabot Trail, jalonado de estudios de artistas. De la industrial North Sydney sale el ferri a Terranova.

Cruzar el estrecho de Cabot hasta Port aux Basques lleva 6 h. El ferri zarpa a diario, pero conviene reservarlo con antelación. Tras un día en la aletargada ciudad, hay que dirigirse al Gros Morne National Park, aprox. 4 h al norte por la Trans-Canada Hwy. Declarado Patrimonio Mundial, es rico en excursiones de montaña, paseos en kayak por el mar, lagos como fiordos y curiosidades geológicas. Se pasan allí tres días y se continúa por el Viking Trail hasta su impresionante final: L’Anse aux Meadows, el primer asentamiento de América del Norte, fundado por Leif Eriksson y sus vikingos hace mil años. Se pasa un día allí antes de desandar el camino unas 2 h hasta St Barbe, donde sale el ferri a Labrador (2 h, a diario). Mejor reservarlo con antelación.

Ya se ha llegado a la “Gran Tierra” (apodo del Labrador, aunque en realidad el ferri atraca en Quebec). En dirección noreste, L’Anse Amour es interesante por su alto faro y su sendero con barcos naufragados. Más allá está Red Bay, el último lugar canadiense declarado Patrimonio Mundial, que conserva un enorme puerto ballenero del s. xvi. Para escapar del mundanal ruido, hay que conducir otros 90 km hasta Mary’s Harbour y hacer noche en la isla que alberga Battle Harbour, un pueblo restaurado. Tras unos días en Labrador, es hora de regresar. Antes de subir al ferri, se puede hacer un desvío de unas horas por la bonita Rte 138 en Quebec, que pasa por cascadas y mira al mar. Se necesitarán un par de días (largos) para volver a Halifax.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Kitsilano Pool, piscina urbana de Vancouver, Canadá
7 propuestas para nadar en piscinas al aire libre de ciudades emblemáticas. Bañarse y nadar rodeado de míticos perfiles urbanos.
Eric Buermeyer / Shutterstock
Familia viajera en las montañas
Una selección de 6 blogs de familias viajeras referentes en España que cuentan en primera persona su experiencia de viajar con niños por el mundo.
Galyna_Andrushko_Shutterstock
Furgoneta en los Monjes de la Pacana, Desierto de Atacama, Chile
Los mejores 8 destinos para un viaje en autocaravana o furgoneta camper y vivir grandes aventuras en la carretera: Vanlife, una forma de viajar por libre.
reisegraf.ch_Shutterstock