Segundo día

Pasar la mañana admirando los edificios de la arquitectura más soberbia de Boston, reunidos alrededor de Copley Sq, gozar del arte y los libros de la Biblioteca Pública de Boston y contemplar las magníficas vidrieras de la Trinity Church. Para almorzar, darse un capricho con una deliciosa comida en el Courtyard.

Por la tarde puede visitarse uno de los fabulosos museos de arte. Por desgracia, habrá que escoger entre la excelente y colosal colección del Museum of Fine Arts y la más reducida (pero no menos extraordinaria) del Isabella Stewart Gardner Museum. Ninguna decepcionará.

A última hora de la tarde se puede ir al Fenway Park para ver jugar al béisbol a los Red Sox. Si no se tiene la suerte de encontrar entradas, se puede ir al Bleacher Bar para echar un vistazo al campo. Si al viajero no le va el deporte, tal vez prefiera disfrutar de un concierto de la excelente Boston Symphony Orchestra, en el mismo barrio.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Tren en Boston, Estados Unidos
Se puede aprovechar una escapada a la trepidante Nueva York para visitar la aristocrática Boston en un rápido y cómodo viaje en tren.
aphotostory_Shutterstock
Beacon Hill y Back Bay, Boston, EE UU
10 razones para descubrir las sinuosas calles de Boston, que hablan constantemente de su papel como cuna de la revolución americana.
Jorge_Salcedo_Shutterstock
Harvard, Boston, Estados Unidos
En el inicio del curso hay que viajar a Harvard, la gran universidad americana situada en Cambridge donde se respira el genuino espíritu universitario americano
Jannis Tobias Werner/Shutterstock