Cuarto día

Se toma el tren al oeste hasta el mágico Museo Ghibli (requiere reserva; se recomienda llegar a las 10.00). Después se pasea por el boscoso parque Inokashira-kōen hasta Kichijōji, donde hay cafés y restaurantes. También se puede pasar la mañana relajándose en las piscinas del Ōedo Onsen Monogatari.

La última tarde se pasa visitando alguno de los barrios más queridos por los tokiotas. P. ej., se puede ir a Akihabara, seno de la cultura pop, con sus cafés temáticos y salas recreativas retro. O bien dar un modesto paseo por Daikanyama y Naka-Meguro, llenos de tiendas.

Por la tarde hay que ir a Roppongi para ver Roppongi Hills, los primeros mega almacenes tokiotas de la nueva era, donde se puede vivir, trabajar y jugar. En el piso superior de una torre se halla el Museo de Arte Mori, abierto hasta las 22.00. Después toca explorar la vida nocturna de Roppongi, procurando pisar un karaoke. El popular local de ramen Gogyō abre toda la noche.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Visitar el Titanic con Blue Marble Private, Terranova, Canadá
Quien crea haberlo visto todo puede refrescar su lista de “cosas que hacer en la vida” con estas 10 nuevas e increíbles propuestas y experiencias que le ofrece el 2018.
www.bluemarbleprivate.com
Templo Dorado de Amristar, Punjab, India
Estos son 10 atardeceres con los que se triunfará en Instagram mostrando las mejores fotos de puestas de sol.
MasterLu_Getty Images
Yokohama, sur de Tokio, Japón
Descubre por qué el sur de Tokio, Japón, ha sido elegido por Lonely Planet TOP 2 del 'ranking' de destinos Best in Asia 2017.
SeanPavonePhoto / Getty Images