Información y Consejos de Salud para ir a Jordania

Sanidad en Jordania

La prevención y el sentido común serán la clave para cuidar la salud al viajar por Jordania. Las enfermedades infecciosas existen, pero pueden evitarse con algunas precauciones sencillas. Si hay que vacunarse, debe visitarse el médico unas ocho semanas antes de salir, puesto que algunas precisan varias inyecciones; esto permitirá también asegurarse la inmunidad al llegar, puesto que algunas vacunas tardan en hacer efecto. La causa más común para que los viajeros precisen atención médica son los accidentes de tráfico, que pueden evitarse fácilmente cruzando la calzada con precaución, llevando abrochado el cinturón, aunque nadie más parezca hacerlo en Jordania, y ateniéndose al límite de velocidad en las carreteras jordanas, no precisamente perfectas. Las instalaciones médicas suelen ser muy buenas, sobre todo en Ammán, donde hay algunos hospitales modernos excelentes. En caso de emergencia, hay que llamar a la embajada o consulado donde como mínimo ofrecerán útiles consejos. Es imprescindible viajar con seguro médico.

Seguro médico para viajar a Jordania

Se recomienda encarecidamente contratar un seguro antes de viajar a Jordania. Hay que comprobar que cubre lo siguiente:

Pago directo a los proveedores (o reembolso posterior) de los gastos médicos incurridos en Jordania

Asistencia para localizar el lugar más cercano donde recibir ayuda médica

Urgencias dentales

Repatriación o transporte aeromédico hasta hospitales mejores

Botiquín

Se recomienda llevar en el equipaje:

Acetaminofeno/paracetamol

Pomada antibacteriana para cortes y rasguños

Antidiarreico

Antihistamínico (para la fiebre del heno y las reacciones alérgicas)

Repelente de insectos con DEET (para el cuerpo)

Espray contra insectos que contenga permetrina (para la ropa, tiendas y mosquiteras)

Pastillas de yodo u otras tabletas para purificar agua.

Sales de rehidratación Protección solar

Vacunas

Algunas vacunas no deben administrarse en caso de embarazo, a los pacientes con alergias y a los niños muy pequeños; a consultar con el médico de cabecera.

Vacunas necesarias y recomendadas

Las siguientes vacunas se recomiendan a la mayoría de los viajeros que visitan Jordania:

Sarampión, paperas y rubéola: se recomiendan dos dosis de la vacuna triple vírica, a menos que ya se hayan padecido estas enfermedades. Los adultos jóvenes pueden necesitar una inyección

Tifus: recomendada si se va a viajar más de dos semanas

Fiebre amarilla: obligatoria para todos los viajeros mayores de 1 año que viajen a Jordania desde países o áreas afectados, como el África subsahariana y Sudamérica.

Viajar con medicación

La medicación debe llevarse con su envoltorio donde se especifica claramente su contenido. También es buena idea llevar una carta del médico de cabecera, firmada y fechada, que describa las dolencias concretas del paciente y los medicamentos que implican, incluidos sus nombres genéricos. Caso de llevar jeringas o agujas, hay que asegurarse de llevar también una carta del médico confirmando su necesidad y tenerla siempre a mano al entrar o salir de cualquier frontera jordana.

Información en la red

Se aconseja consultar la web del Gobierno del país de origen sobre la salud en los viajes antes de salir.

Argentina (www.msal.gov.ar)

Chile (www.minsal.gov.cl)

España (www.msc.es)

EE UU (www.cdc.gov/travel)

México (www.insp.mx)

Además de estas webs gubernamentales, las siguientes ofrecen útiles informaciones sanitarias:

Centre for Disease Control (www.cdc.gov) Información general sobre los problemas de salud que puedan afectar a los visitantes de Jordania y países vecinos.

Lonely Planet (www.lonelyplanet.com) Consejos generales.

MD Travel Health (www.mdtravelhealth.com) Completas recomendaciones sobre la salud y los viajes para cada país, gratuitas y actualizadas a diario.

World Health Organization (www.who.int/ith) Publica un libro gratuito en línea, International Travel and Health, revisado cada año.

Otras lecturas

Healthy Travel – Asia & India (Lonely Planet) Repleto de útil información sobre la planificación, los primeros auxilios, la inmunización e información sobre las enfermedades, y qué hacer si se cae enfermo durante el viaje

International Travel Health Guide (Stuart R. Rose, MD)

The Travellers’ Good Health Guide (Ted Lankester) Guía de salud especialmente útil para voluntarios y residentes extranjeros de larga estancia en Oriente Próximo.

Traveller’s Health (Dr. Richard Dawood)

Viajar con niños (Lonely Planet) Incluye consejos sobre la salud en el viaje para niños.

En Jordania

Disponibilidad y coste de la atención médica

Los servicios sanitarios son de alta calidad en Jordania, y todos los que se precisen de urgencia, sin hospitalización, serán gratuitos. La disponibilidad de la asistencia médica puede resumirse así:

  • Hospitales públicos y privados, modernos y bien equipados, en Ammán, Irbid, Aqaba y Karak.
  • Buenos hospitales regionales en Madaba, Ramtha y Zarqa.
  • Centros de salud básicos (todas las localidades).
  • Clínicas dentales bastante modernas y bien equipadas en las ciudades.
  • Farmacias bien surtidas (en casi todas las ciudades) que ofrecen consejos además de medicinas.
  • Todos los médicos (y casi todos los farmacéuticos) hablan inglés; muchos han estudiado en el extranjero.
  • Los teléfonos de farmacias y hospitales en todas las ciudades aparecen en la prensa en inglés.
  • Teléfono para llamar a una ambulancia: 911.

Comida y agua

Agua

Normalmente es seguro beber agua del grifo en Jordania, pero si se trata de un viaje corto es mejor comprarla
embotellada. Es bastante fácil de conseguir, pero hay que comprobar que no se ha roto el precinto. Otras alternativas son hervir agua del grifo durante 10 minutos, o utilizar pastillas depuradoras o un filtro.

El agua del grifo en el sur del país, en particular en Wadi Rum, proviene de los manantiales naturales de Diseh y, por tanto, es extremadamente pura. No hay que beber el agua de los wadis en plena naturaleza, puesto que el ganado puede haber abrevado en ellos. En el valle del Jordán, la disentería amebiana puede ser un problema.

Caso de quedarse tirado en el desierto y sin agua, hay que recordar que es más probable enfermar de gravedad (o incluso morir) por culpa de la deshidratación que por un problema del aparato digestivo, por desagradable que sea. Es decir, si hay agua disponible, mejor beberla y preocuparse luego por su procedencia.

Evitar la diarrea

En Jordania hay poco peligro de enfermar por culpa de la comida preparada con pocos cuidados higiénicos,
sobre todo si se siguen estos consejos:

  • Evitar consumir el agua de grifo, a menos que se haya hervido, fi ltrado o depurado con agentes químicos (pastillas de yodo).
  • Tener cuidado con los helados, que pueden haberse derretido y vuelto a congelar (p. ej., por un corte de electricidad prolongado).
  • Atención con el marisco, en particular los bivalvos, especialmente fuera de Aqaba, así como con los platos de carne cruda de los restaurantes libaneses.
  • Comer solamente en restaurantes populares y ser precavido con los bufés que pueden llevar expuestos más de un día.

Enfermedades infecciosas

Difteria y tétanos

La primera se transmite por vía respiratoria y provoca fiebres altas y fuertes dolores de garganta. A veces se forma una membrana en la garganta, lo que requiere una traqueotomía para evitar la asfxia. La vacuna es recomendable para quienes vayan a estar en contacto con lugareños en zonas infectadas. Consiste en una sola inyección, a menudo combinada con la del tétanos (de hecho, quizás ya se esté vacunado desde niño), y que previene por diez años.

Hepatitis A

Se transmite a través de la comida (en particular el marisco) y el agua infectadas. Provoca ictericia y, aunque no suele ser letal, puede causar letargo prolongado y su recuperación es lenta. Entre los síntomas figuran una micción oscura, un tono amarillo en el blanco de los ojos, fiebre y dolores abdominales. La vacuna de la hepatitis A se administra por vía intravenosa; las vacunas contra la hepatitis A y el tifus también se pueden recibir en una sola dosis.

Hepatitis B

Se transmite a través de sangre infectada, agujas contaminadas y relaciones sexuales. Puede provocar ictericia y afecta al hígado, ocasionando a veces el fallo de este órgano. Todo viajero debe vacunarse contra esta dolencia. Muchos países la incluyen en las vacunas infantiles rutinarias. El Centro Estadounidense para el Control de Enfermedades afirma que el nivel de hepatitis B es alto en Jordania. La vacuna se administra sola o junto a la de la hepatitis A (hepatyrix), en un período de cuatro semanas o de seis meses, y protege, al menos, durante cinco años.

VIH

Se contagia a través de la sangre o por contacto con productos sanguíneos infectados, por mantener relaciones sexuales con personas afectadas y por vía directa de la madre al feto. También se puede propagar por el contacto de sangres, como en el caso de instrumentos contaminados durante tratamientos médicos, dentales, de acupuntura, de piercing o si se reutilizan agujas intravenosas. No existen cifras fiables sobre la incidencia del VIH o SIDA en Jordania, pero dados los estrictos tabúes existentes en este país respecto a las drogas, la homosexualidad y la promiscuidad, la verdad es que esta enfermedad no es frecuente. Contraer el VIH vía transfusión de sangre es tan poco probable como en la mayor parte de los países occidentales y, en cualquier caso, si el viajero ha de ser operado de gravedad, le enviarán de vuelta a su país. Quizá se solicite una prueba de VIH negativa a la hora de expedir una segunda extensión del visado (para una estancia superior a tres meses).

Poliomielitis

Suele transmitirse a través de la comida y el agua contaminadas. Es una de las vacunas que se administran en la infancia y que debe renovarse cada diez años, por vía oral o intravenosa. Se puede ser portador y sintomático, aunque puede provocar fiebre pasajera y, en casos excepcionales, debilidad muscular o parálisis potencialmente permanentes. La polio no se ha detectado en Jordania, pero es común en algunos países vecinos.

Rabia

Se transmite si un animal infectado muerde o lame la herida de una persona. Es letal, por lo que los viajeros que estén en contacto con animales y los que vayan a visitar zonas remotas (donde no exista un centro fiable con tratamiento antirrábico a menos de 24 h de distancia) deben vacunarse. La dosis consta de tres inyecciones administradas en un mes. Si alguien está infectado y no se ha vacunado, deberá recibir cinco inyecciones; la primera antes de 24 h después de haber estado en contacto con el animal o tan pronto como sea posible. La vacuna no ofrece inmunidad, solo prolonga el tiempo para buscar la asistencia médica apropiada.

Tuberculosis

Se transmite por vía respiratoria y, en ocasiones, a través de la leche o productos lácteos contaminados. Para quienes vayan a convivir con la población local, se recomienda la vacuna BCG. Es especialmente importante para aquellos que visiten a familiares o planeen quedarse una temporada larga en el país, así como para los que trabajen como maestros o como voluntarios médicos. La enfermedad puede ser asintomática, si bien podría provocar pérdida de peso, tos o fiebre, a veces meses o incluso años después de la exposición. Los rayos X es el mejor medio para detectarla. La vacuna BCG protege en un grado moderado y deja una pequeña cicatriz permanente en el lugar del pinchazo. Esta vacuna suele administrarse solo en clínicas especializadas y no está disponible en todos los países. Como se trata de una vacuna viva, no debe administrarse a mujeres embarazadas ni a personas inmunodeficientes.

Tifus

Se contrae a través de comida o agua contaminada por heces humanas infectadas. El primer síntoma suele ser fiebre o un sarpullido rosa en el abdomen. También puede provocar una septicemia (envenenamiento de la sangre). La vacuna tifoidea protege al paciente durante tres años. En algunos países también la aplican por vía oral.

Fiebre amarilla

Esta vacuna no es necesaria para Jordania, pero se necesitará un certificado de fiebre amarilla de una clínica designada si se procede de una zona infectada o se ha estado en un área de riesgo durante las dos semanas anteriores a la llegada a Jordania.

Peligros ambientales

Jordania no es un país peligroso para los visitantes, pero sí correrán ciertos riesgos propios de entornos desérticos, y algunos tendrán problemas al recorrerlos en las horas de más calor, sobre todo alrededor de  Wadi Rum. Mientras que los problemas relacionados con el calor no son demasiado frecuentes, algunos  olvidan que el desierto puede resultar helador en invierno: si se acampa entre diciembre y febrero sin sacos o ropa adecuados, el riesgo de hipotermia es real.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Pareja en Petra, Jordania
Una escapada romántica a Jordania y vivir momentos inolvidables en pareja gracias a su cálida hospitalidad, exquisitas puestas de sol, un sinfín de aventuras al aire libre y unos paisajes de ensueño.
Huey_Min_Shutterstock
Petra, Jordania
Jordania, país Top 6 del Best in Travel 2019, es un destino muy rico en oasis en los que disfrutar de aventuras y parajes para zambullirse en la vida acuática de Jordania.
Truba7113_Shutterstock
Estatuas de Buda en el templo Isurumuniya, Anuradhapura, Sri Lanka
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre los 10 mejores países del 2019!
eFesenkoi_Shutterstock