Viajar con niños a Jordania

Jordania para niños

Los jordanos adoran a los niños, por lo que su hospitalidad se extiende todavía más hacia las familias.

Cálida bienvenida

Aunque no abunden las facilidades para niños, excepto alguna trona en un restaurante y alguna instalación para cambiar pañales en los centros comerciales modernos, la gente hará todo lo posible para que la familia se sienta bienvenida, sobre todo en autobuses y tiendas, hoteles y restaurantes.

La vida familiar en Jordania

Las actividades orientadas hacia los niños siguen siendo una novedad en Jordania, puesto que normalmente los niños participan en el ocio y las salidas de los adultos. A los jordanos les encantan las actividades en grupo, por lo que siempre habrá alguien dispuesto a cuidar de los niños. Por todo ello, casi todos los puntos de interés para adultos están también considerados como aptos para niños.

Las visitas culturales son un éxito también para los niños

El foro Thorntree de Lonely Planet rebosa de comentarios positivos sobre la visita a Petra, Jerash, Karak y Wadi Rum con niños, aunque conviene despertar su curiosidad previamente.

Lo más destacado para niños

Experiencias gastronómicas

Dulces jordanos Una delicia para toda la familia con sus pastas empapadas de miel y gigantescas bandejas de kunafa, una masa hilada con queso cremoso.

Brunch Wild En el Jordan Café de Ammán, brinda la oportunidad de fomentar la ecología.

Actividades para un día de lluvia

Haya Cultural Centre Incluye un ecomuseo interactivo

Parques de atracciones

Amman Waves Parque acuático al estilo occidental entre el aeropuerto y Ammán, para todas las edades.

Luna Park Atracciones y diversión para niños.

Antes de partir

Cuándo ir

La primavera es el mejor momento para ir en familia. Hace buen tiempo, las atracciones están abiertas, y la temporada alta turística implica diversiones nocturnas.

Los niños toleran mal el calor extremo del verano (de mediados de mayo a mediados de septiembre), por lo que hay que limitar las actividades a primera hora de la mañana y última de la tarde. Los meses de invierno (de mediados de noviembre a mediados de febrero) pueden ser muy fríos y muchas actividades se suspenden o no resultan agradables. El peligro de crecidas instantáneas en los wadis será una preocupación adicional.

Cómo soportar el calor

Las visitas a Petra y Wadi Rum implican largos períodos bajo el sol, y no siempre resulta fácil encontrar sombra. Eso no impide la visita, pero conviene planificarla temprano por la mañana y al atardecer.

Prevenir enfermedades

Para evitar los problemas digestivos, los niños deberían beber solo agua mineral, fácil de conseguir, y evitar la fruta fresca pelada y las ensaladas lavadas.

Se puede conseguir leche fresca y en polvo, pero vale la pena comprobar que los lácteos (leche, crema, yogur y queso fresco) están elaborados con leche pasteurizada. Por desgracia para los niños, conviene evitar los helados en las zonas rurales, donde el suministro eléctrico sufre a menudo altibajos, por lo que muchos productos pueden descongelarse y congelarse de nuevo.

Para la higiene en general las toallitas serán una buena idea si el agua del grifo resulta sospechosa.

Lactancia

Amamantar en público es culturalmente aceptable siempre que se sea razonablemente discreto. Una prenda de ropa extra, como un chal o un jersey, para tapar a madre y bebé, contribuirá a mantener a raya la curiosidad masculina.

Qué llevar

Los pañales desechables no son fáciles de encontrar fuera de Ammán y Aqaba. Hay que estar preparado con bolsas de plástico para no contribuir al omnipresente problema de las basuras en Jordania.

Mosquiteras y repelentes serán útiles en los meses de más calor; la malaria no es un problema en Jordania, pero las picaduras pueden infectarse al rascarlas.

Los asientos infantiles en los coches no abundan en Jordania, por lo que conviene traer uno. Los pavimentos, o su ausencia, serán un reto para los cochecitos, pero los autóctonos parecen superarlo sin problemas.

Los jordanos son tolerantes ante las costumbres occidentales, pero respetarán más a los visitantes si sus hijos visten apropiadamente; este es el caso, sobre todo, con las adolescentes: la ropa provocativa, aunque esté de moda en otros lugares, atraerá desagradablemente la atención.

Control de seguridad

Jordania es en general un país seguro para viajar en familia, con un bajo índice de delincuencia. Cuando se redactó esta guía, reinaba la tranquilidad tras los disturbios de la primavera del 2011, pero vale la pena informarse en el consulado jordano del país de origen antes de salir de viaje.

Más información

para más información sobre los puntos de mayor interés para los niños en Ammán. Todo lo relacionado con los viajes en familia podrá consultarse en Viajar con niños de Cathy Lanigan, publicado por Lonely Planet.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Pareja en Petra, Jordania
Una escapada romántica a Jordania y vivir momentos inolvidables en pareja gracias a su cálida hospitalidad, exquisitas puestas de sol, un sinfín de aventuras al aire libre y unos paisajes de ensueño.
Huey_Min_Shutterstock
Petra, Jordania
Jordania, país Top 6 del Best in Travel 2019, es un destino muy rico en oasis en los que disfrutar de aventuras y parajes para zambullirse en la vida acuática de Jordania.
Truba7113_Shutterstock
Estatuas de Buda en el templo Isurumuniya, Anuradhapura, Sri Lanka
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre los 10 mejores países del 2019!
eFesenkoi_Shutterstock