Barrio

Playa y Marianao

Al oeste del Vedado y al otro lado del río Almendares, Playa es un extenso municipio que limita con Miramar, arbolado barrio diplomático de anchas avenidas, laureles y refinados paladares. Más al oeste se sitúan las ferias científicas e institutos de investigación farmacéutica y biotecnológica de Cubanacán, el espectacular arte de la calle de Fusterlandia y el barrio de viviendas de Marianao, más popular y descarnado.

Lo mejor en un día

La jornada arranca en el barrio de Miramar, que al no activarse demasiado temprano, permite pasear durante 1 h por el parque Almendares. Luego, bajando por la Quinta Avenida (Av. 5), su vía principal, se puede admirar La Casa de las Tejas Verdes y comprar unos puros en la Casa del Habano Quinta.

A la hora de almorzar, de la inmensa oferta de Playa destacan los platos recién salidos de la parrilla de La Fontana. Luego es momento de relajarse con un café en el Café Fortuna Joe antes de visitar la Fundación de la Naturaleza y el Hombre y la resplandeciente iglesia de Jesús de Miramar, más al oeste. Lo mejor del día aguarda en Fusterlandia, barrio de arte psicodélico, literalmente rebosante de mosaicos.

Por la noche, el viajero puede volver sobre sus pasos y tomar tapas y cócteles en el ultramoderno Espacios antes de recoger la entrada reservada previamente en el Tropicana, baluarte descaradamente kitsch de la noche habanera.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.