Templos, tumbas y torres

Torres Petronas, Malasia
TomasSereda / Getty Images

Los 6 grandes monumentos del Sureste asiático

Vietnam, Camboya, Malasia, Laos, Myanmar, Indonesia o Tailandia son lugares donde la espiritualidad está muy presente. Esta tierra sagrada está llena de monumentos religiosos, construidos por fundadores de imperios que aspiraban a alcanzar la inmortalidad, mientras que los altares modernos, desde modestas mezquitas hasta exuberantes templos budistas, son testimonio del nivel artístico de cada país. Estas son las 6 maravillas monumentales que no hay que dejar de ver al recorrer el Sureste asiático.

1. Angkor (Camboya)

Angkor Wat © sippakorn / Shutterstock

Se trata de una de las maravillas arquitectónicas del mundo, obra del poderoso imperio jemer. Este impresionante monumento situado junto a la frontera camboyana es realmente único: no hay otro lugar en la Tierra con mayor concentración de riqueza arquitectónica. Se puede elegir entre el edificio religioso más grande del mundo, el Angkor Wat, uno de los más extraños, el Bayón, o la desbordada jungla del Prohm. Los tres son iconos globales y han convertido a Camboya en la capital de los templos asiáticos. Siem Reap es la base de operaciones para explorar Angkor, y más allá de los templos hay mucho por descubrir: los pueblos flotantes en el lago Tonlé Sap, actividades para descargar adrenalina como paseos en quad y posibilidades interesantes como clases de cocina y observación de aves.

2. Bagan (Myanmar)

Cientos de templos antiguos salpican el paisaje hasta el horizonte. Son más de 400, erigidos entre los ss. XI y XIII, y la mayoría de ellos ya restaurados. Bagan es todavía hoy un activo enclave religioso y de peregrinación. Estas estructuras religiosas de ladrillo y estuco son todo lo que queda de una grandiosa ciudad que ocupó 41 km2 en el corazón de la actual Myanmar. Se recomienda planificar las visitas al amanecer o al atardecer, cuando la temperatura es más soportable y la luz más apropiada para las fotografías.

3. Borobudur (Indonesia)

Borobudur © César Asensio / 500px

La espectacular estupa abrazada por la neblina y las montañas es el centro de un complejo budista de la época del pleno apogeo en el s. IX d. C. y un punto destacado de cualquier visita a Indonesia. Es uno de los centros budistas más importantes del mundo y uno de los templos más bellos del Sureste asiático. Está formado por seis bases cuadradas coronadas por tres circulares y en las terrazas, unos 1500 relieves narrativos ilustran las enseñanzas y narraciones históricas budistas, mientras 432 imágenes de Buda ocupan las cámaras de las terrazas. Es la visita imprescindible en un viaje por Indonesia. 

4. Mausoleo de Ho Chi Minh (Vietnam)

Este austero monumento funerario rebosante de historia, es para muchos vietnamitas el lugar más sagrado de todos. En la tradición de los mausoleos de Lenin, Stalin y Mao, la última morada de Ho Chi Minh es un sarcófago de cristal al fondo de un edificio monumental. Igual de interesante que el personaje en sí son las multitudes que acuden a presentarle sus respetos. A Ho se le venera tanto como libertador del pueblo vietnamita del colonialismo como por su faceta de líder comunista. Construido en contra de su última voluntad –que era la de ser incinerado– el complejo fue levantado entre 1973 y 1975 con materiales procedentes de todo el país.

5. Shweddagon Paya (Myanmar)

Shwedagon Paya, Yangon © Matt Munro / Lonely Planet

Este templo se alza en Yangón (Rangún), sobre una colina impregnada de un esplendor celestial. Está situado en la antigua capital del país y una de las ciudades más particulares del Sureste asiático, con un encanto colonial que casi ha desaparecido de otros lugares. Pero a lo que todo viajero acude a Yangón es a ver el monumento religioso más imponente de la región, la Shwedagon Paya, una zedi (estupa) que es una maravillosa aguja recubierta de oro, el icono de la ciudad y símbolo de identidad birmana desde hace 2500 años. El templo consta de una zedi principal y otros 82 edificios. Es increíble en cualquier momento del día, pero sobre todo al amanecer y al atardecer, cuando los rayos bajos del sol inciden sobre su capa dorada.

6. Torres Petronas (Malasia)

Las agujas gemelas más altas del mundo presiden el conocido como “Triángulo de Oro” de Kuala Lumpur, el bosque de rascacielos que conforma su distrito central. Las Torres Petronas fueron el rascacielos más alto del mundo hasta que fueron desbancados por el Taipei 101 en 2004. Hoy es la elegante sede de la compañía petrolífera nacional. Hay varias formas de acceder a las torres y miradores en diversas plantas, todas con unas vistas realmente impresionantes de la ciudad. 

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.