Yibuti, Best in Travel 2018

Texto por
Jean-Bernard Carillet, autor de Lonely Planet
Lago Assal, Yibuti
VUSLimited_iStockphoto_Getty Images

Descubrir los tesoros submarinos de Yibuti

Cuando se trata de bucear con tiburones ballenas, Yibuti no tiene rival. Flotar junto a estas majestuosas criaturas es una experiencia incomparable. Bajo la superficie, un gran repertorio de aventuras submarinas aguarda al viajero, con una gran combinación de naufragios e inmersiones en arrecifes aptas para todos los niveles. Y lo mejor es que no habrá multitudes con quien compartir todo esto.


Yibuti

Isla Moucha, Yibuti © wwwvisitdjibouti.dj Isla Moucha, Yibuti © wwwvisitdjibouti.dj

Las islas Moucha y Maskali, golfo de Tadjoura

Las mejores inmersiones en Yibuti las ofrecen las islas Maskali y Moucha, en el golfo de Tadjoura, con enclaves para buceadores de todos los niveles. La espectacular biodiversidad marina, los sanísimos arrecifes (como el Jardín del Edén), y la escasez de buceadores son sus principales atractivos. Y como en la tierra, la sensación de aventura salpimienta las inmersiones. Algunas de las mejores inmersiones en arrecifes incluyen Tombant Point, con espléndido coral y una prolífica vida marina, y el Cañón, un paraje apacible ideal para principiantes. Otro lugar destacado es Les Patates Air France, famoso por sus bancos de meros, sobre todo en marzo y abril, cuando se aparean.


 

Guía Etiopía y Yibuti


Otro factor decisivo es la presencia de naufragios bien conservados. Los fans de los barcos hundidos disfrutan con el descomunal Le Faon, un buque de carga de 120 m de eslora que yace a 27 m de profundidad, sobre el lecho de arena, y está repleto de vida marina. L'Arthur Rimbaud, un remolcador hundido en el 2005, es otro espectáculo; como el vecino Nagfa, un barquito etíope a 32 m de profundidad.

 

Bahía de Ghoubbet, Yibuti © Hiren Ranpara / Shutterstock Bahía de Ghoubbet, Yibuti © Hiren Ranpara / Shutterstock

Bahía de Ghoubbet

Y llega el momento de la verdad, el de sumergirse con los tiburones ballena que frecuentan la bahía de Ghoubbet, al oeste del golfo de Tadjoura. Estas descomunales y silenciosas criaturas migran cada año desde sus comederos hasta las cálidas aguas de Yibuti para aparearse y criar. Durante la temporada alta (nov-ene), la cuestión no es si se va a lograr ver alguno, sino cuántos se van a ver. A veces hay hasta 10 ejemplares cerca de la orilla, y bucear entre estos colosos es una experiencia inolvidable. Su elegancia, su piel moteada (hay quien les llama ‘dóminos’) y su corpulencia sobrenatural transportan al viajero a la época de los dinosaurios y los leviatanes míticos.

 

Tiburón ballena, bahía de Ghoubbet, Yibuti © Len Deeley / Getty Images / Royalty Free Tiburón ballena, bahía de Ghoubbet, Yibuti © Len Deeley / Getty Images / Royalty Free

Establecer contacto con la fauna salvaje es un tema muy delicado, y son muchos los operadores no profesionales en todo el mundo que ofrecen salidas para ver tiburones ballena, pero en Yibuti existe un grupo de operadores reputados que han creado un código de buenas prácticas para estos circuitos. Conviene elegir operadores profesionales como Dolphin, respetuosos con el medioambiente, y seguir todos los protocolos. Los clientes deben usar un chaleco salvavidas o un traje de neopreno, mantener una distancia respetuosa del pez más grande del mundo, no alimentarles ni sumergirse bajo ellos. Y no está permitido tocarles ni agarrarse de sus aletas.


PDF capítulo Yibuti guía Etiopía y Yibuti


El archipiélago Les Sept Frères

Este archipiélago, conocido también como las Islas Sawabi, es un lugar insuperable para ver a un montón de seres pelágicos. Atrapado en el cuello de botella entre el Mar Rojo y el golfo de Adén, ‘los siete hermanos’ se llevan la peor parte de las corrientes embravecidas que los surcan dos veces al día. Sus aguas frías y verdosas se baten sobre las mesetas rocosas para nutrir a los coloridos corales blandos y otras criaturas que se alimentan del plancton. Los siete arrecifes varían muchísimo, de Rhounda Dhabali, muy yermo, a Rhounda Khomaytou, que bulle de vida. Hay jardines de bajío, como los Jardines Japoneses de Kadda Dhabali, frecuentados por nudibranquios como la bailarina española y, de noche, por docenas de langostas.


Best in Travel 2018

También hay profundos taludes, como la cresta este de Rhounda Khomaytou, con meros gigantes, bancos de lucios, bancos de barracudas y nudibranquios enormes que no se ven en otras partes del Mar Rojo. Las especies del Océano Índico también tienen cabida, con abundancia de morenas panales, cochitos manchados y besucones gigantes. Incluso hay un naufragio interesante, La Dame Blanche, a 25 m de profundidad. Bucear en Les Sept Frères solo es apto para valientes, debido a la fuerza del mar y a la intensidad de las corrientes. Al estar lejos, las visitas a Les Sept Frères suelen hacerse a bordo de barcos de buceo con alojamiento.

 

Mar Rojo, Yibuti © Alex GZ / shutterstock Mar Rojo, Yibuti © Alex GZ / shutterstock

Estado de la mar en Yibuti

Aunque en Yibuti se puede bucear todo el año, la mejor época es de noviembre a marzo. En julio y agosto el mar está demasiado agitado para bucear. Conviene tener en cuenta que la visibilidad rara vez supera los 10-15 m (y en algunas zonas puede reducirse a 5 m, en ciertas épocas del año). Las corrientes varían, pero van de lo imperceptible a lo suave, excepto en el archipiélago de Les Sept Frères, donde son habituales las corrientes fuertes. Durante los meses más frescos (de diciembre a marzo), la temperatura del agua suele estar entre 25°C y 27°C. En verano, la temperatura del agua oscila entre 27°C y 29°C. No se necesita más que un traje de neopreno de 3 mm.

 

Coral, submarinismo en Yibuti © Scott Williams / Flickr Coral, submarinismo en Yibuti © Scott Williams / Flickr

Circuitos de buceo y servicios

Solo hay un operador profesional de buceo con sede en Yibuti, Dolphin, que trabaja fuera de la ciudad de Yibuti. Está afiliado a CMAS y PADI, dos organizaciones internacionales. El material está bien cuidado; las instalaciones, bien equipadas; y el personal es amable y habla inglés. Organiza salidas de submarinismo y buceo con tubo, además de circuitos de observación de tiburones ballena (nov-ene).

 

Isla Maskali, Yibuti © Hiren Ranpara / Shutterstock Isla Maskali, Yibuti © Hiren Ranpara / Shutterstock

Si el viajero desea hacer todas las inmersiones que pueda, un barco de buceo con alojamiento a bordo es una gran opción, ya que permite hacer varias inmersiones al día, y algunas de noche. Una ruta de seis días en uno de estos barcos por el golfo de Tadjoura y el archipiélago de Les Sept Frères es ideal para disfrutar de los mejores enclaves submarinistas de Yibuti, evitándose largos trayectos en barco desde la ciudad de Yibuti y aprovechando al máximo la estancia. También hay mini cruceros de dos a cuatro noches. Dos operadores recomendables para estos circuitos son Dolphin y Siyyan Travel & Leisure. Ambos tienen yates muy confortables con instalaciones privadas. Durante la temporada de tiburones ballena es habitual combinar circuitos de buceo y de observación. Estos operadores también organizan circuitos de buceo con tubo en paralelo a las inmersiones.

 

Otros destinos para los amantes del submarinismo

El Índico para submarinistas

Buceando en la isla de Gozo

Filipinas fuera de ruta: Palawan

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.