Museos del Barrio Real

El Barrio Real comprende el Palais Royal, el Palais de Justice (en la imagen) y el Mont des Arts, donde los principales museos de Bruselas se alojan en algunos de los mejores edificios de la ciudad, a escasa distancia entre sí. Las tiendas antiguas, salones de té y chocolaterías de Place du Grand Sablon y las iglesias y el elegante Parc de Bruxelles aumentan el ambiente exclusivo del barrio.

Lo mejor en un día

Se empieza en los Musées Royaux des Beaux-Arts, con las obras de los primitivos flamencos, Paisaje con la caída de Ícaro de Brueghel y el contiguo Musée Magritte. Se almuerza en una cafetería de Place du Grand Sablon o se compra algo en Claire Fontaine para disfrutar de un pícnic en Place du Petit Sablon.

En la zona, hay que visitar la Église Notre Dame du Sablon. Luego se va al Musée des Instruments de Musique, en el edificio art nouveau Old England. Se toma el té en el café (pub) de la azotea, o se baja a Laurent Gerbaud para tomar bombones y un café. Para profundizar en la historia belga, hay que visitar el Musée BELvue, que se halla en un elegante antiguo palacio.

Para cenar, el encantador Le Perroquet ofrece platos típicos de brasserie, pero si se prefiere algo más elegante, hay que reservar en Les Brigittines. Luego, se puede presenciar un intelectual concierto en BOZAR, o disfrutar de un clásico del cine mudo en Cinematek acompañado por un piano en directo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bruselas, Bélgica
La capital de Bélgica es una caja de resonancia de todo lo que se cuece en Europa. Una ciudad cosmopolita, en la que se respira arte y se come de lujo.
WBT-G.Batistini
Patio de Córdoba, Andalucía, España
Destinos europeos que se tiñen de color cada año y en los que perderse con los cinco sentidos para recibir una dosis extra de vitalidad, frescura y alegría.
Philip Lange_Shutterstock
Grand Place, Bruselas, Bélgica
Es el momento de volver a visitar Bruselas. Compras, turismo, cultura, eventos, buena gastronomía y grandes clásicos que siempre apetece volver a visitar.
WBT- JP Remy