Primer día

El castillo de Edimburgo es el principal punto de interés. Si solo se dispone de un día, conviene pasar las primeras 2 h en este lugar en cuanto abra. Luego, se impone dar un paseo por la Royal Mile, unirse a un circuito previamente reservado por el histórico Real Mary King’s Close y almorzar en Wedgwood o Devil’s Advocate.

Al final de la Royal Mile, conviene hacer el circuito guiado de 1 h por el Parlamento escocés y después cruzar la calle hasta el palacio de Holyroodhouse. Si hace buen tiempo, lo mejor es dar un paseo vespertino por Radical Road, a los pies de Salisbury Crags, o bien subir las escaleras desde la cercana Calton Rd hasta la cima de Calton Hill. Ambos recorridos brindan soberbias panorámicas.

Un buen remate de la jornada sería cenar en un restaurante con vistas, como el Tower. Si no hace mucho calor, resultan más románticos y acogedores Witchery by the Castle u Ondine. Puede uno llevarse buenos sustos en un circuito fantasmal por el cementerio de Greyfriars antes de ir al Bongo Club o al Cabaret Voltaire en busca de ocio alternativo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Desierto del Sáhara, Marruecos
Una selección de 9 destinos para celebrar el Fin de Año y conocer distintas costumbres y planes alternativos para esta noche festiva, antes y después de las doce.
Kanuman_Shutterstock
Castillo de Lauriston, Edimburgo, Escocia
Hay un Edimburgo mágico que deja sin aliento a los viajeros. Una ciudad milenaria, leyendas, parasicología y escalofríos.
Chitra Ramaswamy_Lonely Planet
Edimburgo, Escocia
Estas son algunas de las infinitas posibilidades que ofrece Edimburgo para conocer de manera gratuita la capital de Escocia.
George Clerk 176251_Getty Images