Primer día

Se empieza en Bilbao con un desayuno en el Café Iruña, con decoración mudéjar. Luego, se sigue río arriba hasta el Museo Guggenheim Bilbao, reservando tiempo para admirar su fascinante exterior, así como las esculturas, fuentes y vistas del río circundantes. Para almorzar hay que hacer un primer acercamiento a la cocina gourmet vasca en el Nerua, el elegante restaurante con una estrella Michelin del museo. En temporada alta hay que reservar con antelación.

Por la tarde, se pasea por el encantador parque de Doña Casilda de Iturrizar y luego se va al Museo de Bellas Artes, cuya colección permanente parece recordar al Guggenheim que lo más importante es lo que hay en el interior. Si se tiene tiempo, se visita el Euskal Museoa para una lección de historia vasca.

Por la noche se da un paseo por los animados callejones del Casco Viejo y se toman pintxos en cualquiera de sus decenas de bares. La Plaza Nueva es un lugar culinario excepcional y las noches de los fines de semana suele estar muy ambientada. Si quedan energías, se puede ir al Kafe Antzokia, para conocer la cultura alternativa vasca.

Artículos más leídos

Parque familiar de Bilbao, País Vasco, España
Bilbao es ideal para una escapada con niños dadas sus dimensiones y su amplia oferta cultural, gastronómica y de servicios pensada para toda la familia.
trabantos_Shutterstock
Espana_PaisVasco_Bilbao_shutterstock
Una escapada a Bilbao, la bella ciudad vasca, para explorar muchos de sus alicientes: sabrosos 'pintxos', buen 'txacoli', y una rica y variada oferta lúdica y cultural. 
Jon_Chica_Shutterstock
Celebrando con vino un encuentro de viaje entre amigos, España
Tomar un vino de la tierra es la oportunidad perfecta para conocer los secretos que nos depara nuestro destino y celebrarlo con amigos.
sirtravelalot_Shutterstock