Cuarto día

Este día se destina a Ciutadella y sus alrededores. Se degusta un dulce desayuno en la pastelería Moll y luego se visitan el mercado del pescado y los puestos de frutas y verduras de los soportales adyacentes. A continuación, se va hasta Líthica para disfrutar de un paseo botánico, y se sigue hacia el norte hasta Cala Morell para descubrir sus cuevas prehistóricas y darse un baño.

A la hora del almuerzo se vuelve a Ciutadella, al Mon o al Café Balear y, tras la comida, se da un paseo por el señorial casco antiguo, admirando la fachada de los viejos palacios y visitando la basílica de Santa María y el convento de Santa Clara. Luego se pueden comprar unas abarcas en Davall sa Volta y tomar un refrescante helado en Helados Torres.

Al caer la tarde se va hacia Cala Blanca para tomar un ginet en el Hola Ola Mediterranean Beach y se continúa hasta el faro del Cap d’Artrutx, en el extremo suroeste de Menorca, para contemplar la puesta de sol sobre el mar. De vuelta a Ciutadella,se cena en el Agua y luego se vade copas por el puerto.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cala Pregonda
Los que han descubierto Menorca saben que son un paraíso que nada tiene que envidiar a las playas del Caribe.