Segundo día

Se va en autobús hasta los atrevidos edificios de la fascinante Ciudad de las Artes y las Ciencias. Primero se inspecciona el Palau de les Arts Reina Sofía, luego el Hemisfèric y el Museo las Ciencias Príncipe Felipe. Hay que dedicar un rato a pasear por el complejo, e incluso pasar el día entero allí si se dispone de tiempo. En caso contrario, se puede volver andando al centro por los Jardín del Turia y entrar en L’Eixample para almorzar en La Gallineta.

Después de comer, se cruza hasta el Mercado de Colón para tomar una horchata. Luego se recorren las boutiques de L’Eixample hasta llegar a la estación del Norte, otra maravilla modernista.

Al caer la tarde, se da un paseo por el emblemático barrio del Carmen, en el casco antiguo. Tras mirar qué se cuece en el Centro del Carmen, hay que parar en el Café Museu para sumergirse en el ambiente bohemio del barrio. Para cenar se puede escoger entre unas tapas en El Tap, o cocina de fusión creativa en Refugio. Para terminar, una copa y jazz en Jimmy Glass.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

París, Francia
Los fines de semana primaverales son el momento perfecto para escaparse a visitar algunas de las ciudades más interesantes de Europa.
Nitikorn Poonsiri - Shutterstock
Río Turia de Valencia
Dicen que hay que ir una vez en la vida a las Fallas, pero si no eres amante de los petardos, no te preocupes: te damos 9 ideas de lo que ver en Valencia.
La 'cremà', Las Fallas, Valencia
El mejor lugar para estar un día de marzo es Valencia, España. Sentir el fuego en Las Fallas, una de las fiestas más inflamables de la primavera, es increíble.
Fra Kushy - Flickr