De Venecia a Milán

De Venecia a Milán

Mansiones aristocráticas, frescos profanos, amor en estado puro, vinos de culto... En resumen, dos semanas para deleitarse con lo mejor del norte.

En el s. xvi, muchas familias venecianas se embarcaban en sus gabarras y pasaban el verano navegando por la Ribera del Brenta. Hoy se puede hacer algo parecido en esta ruta, que comienza con unos días en Venecia para sorprenderse con los frescos que Tiepolo pintó en la Villa Pisani Nazionale, visitar el Museo del Calzado de la Villa Foscarini Rossi y detenerse en la Villa Foscari de Palladio.

Los cruceros por la Riviera del Brenta terminan en Padua, donde se puede pernoctar con vistas a la Basilica di Sant’Antonio y admirar al día siguiente, previa reserva, la joya de la ciudad: los frescos de Giotto en la capilla de los Scrovegni.

La sexta jornada se toma el tren a Vicenza, donde el sol baña las imponentes fachadas de los palacios de Palladio e ilumina la Villa Valmarana ai Nani, cuyo interior está revestido con frescos de Giambattista y Giandomenico Tiepolo. Luego, se pasan tres o cuatro días en Verona.

Tras contemplar los Mantegnas de la Basilica di San Zeno Maggiore y las obras de la Galleria d’Arte Moderna Achille Forte, se puede asistir a la ópera en la Arena y recorrer las calles en las que Romeo enamoró a Julieta. La estancia en Verona se puede aprovechar para ir de excursión a Valpolicella y degustar el tinto Amarone de Giuseppe Quintarelli o para escaparse a Soave y catar sus blancos con denominación de origen en la Azienda Agricola Coffele.

El 11º día se pone rumbo a Mantua y su Palazzo Ducale, la residencia fortificada de los Gonzaga, que da muestra del poder de la aristocracia. No se puede concluir el viaje sin detenerse un par de días en Cremona. Alrededor de la Piazza del Comune se disponen unos 100 talleres de violines, de cuyo sonido se puede disfrutar en el Teatro Amilcare Ponchielli antes de ponerle el punto final a la ruta en Milán.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Mariposas monarca, Michoacán, México
¿Dónde viajar en febrero? Febrero será el mes más corto del año pero alberga algunas de sus mejores aventuras; no hay que olvidarse que febrero es también un buen mes para viajar.
Breck_P._Kent_Shutterstock
Turín, Piamonte, Italia
Elegante y culto, rústico, auténtico y salvaje: el Piamonte, región Top 1 del Best in Travel 2019, triunfa en todos los frentes. Estos son 10 motivos para ir a esta región italiana.
Marco_Saracco_Getty_Images_iStock_Photo
Gran noche de Reyes, Alcoy, Alicante, España
8 destinos para celebrar la noche más mágica del año: la gran noche de Reyes. Tanto si se viaja en familia o con amigos, la noche será intensa y emocionante.