Historia de Lisboa

El terremoto que sacudió Lisboa

La caída de una ciudad próspera

Que el viajero intente imaginar Lisboa en su época dorada: Portugal acaba de descubrir oro en Brasil, los mercaderes acuden en masa a la capital para comerciar con oro, especies, sedas y joyas; la ciudad es un magnífico lienzo de arquitectura manuelina del s. XVI. Y en el corazón de todo estaban Baixa y el real Palácio da Ribeira.

A las 9.40 del día de Todos los Santos, el 1 de noviembre de 1755, todo cambió. Tres grandes terremotos sacudieron la ciudad mientras sus habitantes estaban en misa, y el temblor trajo consigo un devastador incendio y un tsunami. Una gran parte de la ciudad se vino abajo como un castillo de naipes y nunca volvió a recuperar su esplendor: palacios, bibliotecas, galerías de arte, iglesias y hospitales quedaron reducidos a escombros y se estima que murieron 90 000 de los 270 000 habitantes de Lisboa.

El renacer de Baixa y la arquitectura pombalina

Sebastião de Melo, más conocido como Marquês de Pombal, fue un personaje formidable, imperturbable y de una mentalidad casi geométrica. Como primer ministro de Dom João I se apresuró a reconstruir la ciudad, fiel a su máxima de “enterrar a los muertos y curar a los vivos”. Tras la catástrofe, el autocrático estadista no solo logró mantener el país a flote en pleno caos económico, sino que consiguió catapultar a Lisboa a la era moderna.

Junto con los ingenieros y arquitectos militares Eugenio dos Santos y Manuel da Maia, desempeñó un papel esencial en la reconstrucción de la ciudad, basada en un sistema sencillo, económico y a prueba de terremotos que dio forma al actual plano urbano, creando así el estilo pombalino. Antítesis del rococó, la arquitectura pombalina era funcional y sobria. Los azulejos pintados a mano y otros elementos decorativos se usaban con moderación, los materiales de construcción eran prefabricados y se optaba por las calles anchas y las plazas amplias.

El mejor ejemplo del estilo pombalino es Baixa Pombalina, delimitada por Rossio al norte y por Praça do Comércio al sur. Desde el 2004 el barrio forma parte de la lista de lugares candidatos a ser declarados Patrimonio Mundial por la Unesco.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock
Albergue Womba city Hostel London, Londres, Inglaterra
La lista de los mejores albergues del mundo del 2019 y una habitación de hotel diseñada para los amantes del helado.
www.hostelworld.com
Restaurante en Lisboa, Portugal
Lisboa es un paraíso, y entre sus muchos encantos está el placer de comer. Merece mucho la pena tanto la gastronomía como los establecimientos de la ciudad.
Adam_Wasilewski_Shutterstock