Cuarto día

Es hora de cruzar a pie el Ponte de Dom Luís I hasta el Jardim do Morro. Se baja en teleférico a la ribera de Vila Nova de Gaia y se visita alguna bodega de oporto que ofrezca catas con vistas, como Taylor’s o Graham’s. Hay que darse el lujo de almorzar en Vinum. Desde Ribeira se va en tranvía a Foz do Douro, un bálsamo para el ajetreo de la ciudad con su paseo, jardines y cafés de playa, como el Praia da Luz. Tras un café en The Bird se sigue hasta el paseo marítimo. Se cena en el Boa Nova Tea House –reservando antes– y se toman copas en el Bonaparte.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Árbol de Navidad y avenida de los Aliados, Oporto, Portugal
La magia de la Navidad hechiza a todo aquel que pasea por las calles de Oporto durante los últimos días del año. En una escapada de dos días se puede disfrutar de la personalidad de esta ciudad.
pp1_Shutterstock
Oporto, Portugal
Una selección de propuestas gratuitas para descubrir Oporto y disfrutar del momento de plenitud que vive esta bella ciudad portuguesa.
Rob_van_ Esch_Shutterstock
Oporto es bonito, pero si uno se sumerge en sus coloridas calles descubre un mundo de arte urbano
Actividades poco conocidas y para presupuestos ajustados en ciudades de todo el mundo. De la mano de los expertos de Lonely Planet.
ESB Professional_Shutterstock