Primer día

Se inicia donde empezó la ciudad: en Ribeira, un laberinto de callejones y casas de tonos claros amontonadas por la ladera. Estas callejas están cargadas de historia, anécdotas y grandes atracciones. La más importante es la Igreja de São Francisco, muy llamativa con su derroche de barroco. Véase el Árbol de Jesé antes de sumergirse en las catacumbas, pobladas por los fantasmas del pasado.

Tras almorzar en la terraza de la Mercearia das Flores, se puede ir de compras por la atractiva Rua das Flores y echar un vistazo a la Chocolateria Ecuador y a los recuerdos de Tradições. Al sur está la mole neoclásica del Palácio da Bolsa; con una rápida visita se verán sus lámparas de araña, sus techos de cristal y sus detalles moriscos.

Al caer la noche, el Cais da Ribeira cobra vida con sus puestos, sus artistas callejeros y sus terrazas a los pies del elegante Ponte de Dom Luís I. Tras tomar una copita en el Wine Quay Bar, se pueden cenar unas tapas con encanto junto al río, en la terraza de la Casinha São João.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Árbol de Navidad y avenida de los Aliados, Oporto, Portugal
La magia de la Navidad hechiza a todo aquel que pasea por las calles de Oporto durante los últimos días del año. En una escapada de dos días se puede disfrutar de la personalidad de esta ciudad.
pp1_Shutterstock
Oporto, Portugal
Una selección de propuestas gratuitas para descubrir Oporto y disfrutar del momento de plenitud que vive esta bella ciudad portuguesa.
Rob_van_ Esch_Shutterstock
Oporto es bonito, pero si uno se sumerge en sus coloridas calles descubre un mundo de arte urbano
Actividades poco conocidas y para presupuestos ajustados en ciudades de todo el mundo. De la mano de los expertos de Lonely Planet.
ESB Professional_Shutterstock