Segundo día

Un bello campanario del s. XVII guía al viajero a la histórica fortaleza del convento Novodevichy, con casi cinco siglos de historia. Tras admirar su arte y su arquitectura, es buena idea visitar el cementerio epónimo, donde yacen varios políticos y figuras de la cultura.

Ir al distrito de Arbat y dedicar la tarde al arte. Admirar las colecciones del mundialmente famoso Museo Pushkin de Bellas Artes, o visitar una de las pequeñas galerías, como la extravagante Casa Burganov.

Después de cenar se puede ir a pasear por la calle más famosa de Moscú –Arbat–, disfrutando del talento de los artistas callejeros y del ambiente del antiguo Moscú. Si se prefiere un ocio más formal, se puede ir a Dom 12 o al Bar Strelka. Una buena opción es dirigirse a la estación Leningradsky para tomar el tren nocturno a San Petersburgo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cervezas rusas, Rule Taproom, Moscú, Rusia
Los maestros cerveceros rusos están creando las cervezas más interesantes –y voluptuosas– del planeta.
www.ruletaproom.ru
Parque Gorki, Moscú, Rusia
Es más fácil conocer una ciudad tan apasionante como Moscú si se cuenta con los consejos de uno de sus habitantes.
dimbar76_Shutterstock
Gastronomía rusa, Siberia, Rusia
La gastronomía rusa no defraudará al viajero porque es tan rica, variada y sorprendente como lo es todo en este inmenso país.
Lazebnaya_Julia_Shutterstock