Numea

Faro Armedée, Numea
Vicent_Chaigneau_Flickr

Con su alegre comunidad multiétnica, la cosmopolita capital de Nueva Caledonia es a la vez refinada y sencilla, elegante e informal; se asienta en una gran península, rodeada por bahías, y ofrece actividades variadas. Se puede comer en los animados restaurantes franceses del Barrio Latino, los bistrós a orillas del mar o, por las noches, en las furgonetas que sirven platos por una verdadera miseria en un aparcamiento. Los adictos a las compras pueden quemar sus ahorros con la moda parisina más actual o bien ir a la caza de gangas en textiles asiáticos importados.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.